La noticia: Tu llegada.
Mi alegría: Tu nombre.
Ella dijo: Es nuestro.
Y tú: Melodía de sollozo y esplendor de estrellas.

Es difícil entender con palabras los malestares de tu madre,
Es confuso saber con precisión sus emociones más inmediatas,
Pero es fácil pensar en tu imagen y preguntarse a quien te parecerás,
Es fácil saber que estarás aquí y serás el fruto de nuestro amor hecho bondad.

Cuando cae la noche gélida y solitaria,
cuando la luna y las estrellas se esconden detrás de las tinieblas,
cuando un rayo de luz se extingue en el firmamento...
cierro los ojos y escucho tu voz.
Eres tu trayéndome tu resplandor,
Resplandor de encantamiento que vivifica mi existir.

Deseos, son tantos los que se manifiestan desde que te develaste ante mí, prima uno ante todos y es el estar a tu lado buscando la materialización de mis sueños que en previa velada coincidieron con los que tú llevabas inscritos en tu itinerario.
Gratitud, bella gratitud la que me invade por el pliego de dádivas que me concedes bondadosamente, se traducen a través de tus sentimientos y sacrificios innegables perfumando mis días y mis noches con el mayor laurel otorgado, nuestro(a) hijo(a)…
Sollozos, son los que ahora llenan mi hogar de calma porque emanas por momentos bálsamos y aromas de querencia que necesito porque me das serenidad apaciguando mis impulsos más férvidos que hace meses atrás eran rutinas sabatinas de farra desbordada..

visitanos tienda online2

cotizador31

check list

oracion 31

mensajes nacimiento 31